Destacados

destacado

Taller de estimulación del desarrollo psicomotor con padres

En nuestro programa uno de los problemas para las familias, son los numerosos controles que tienen con sus hijos con distintos especialistas. Esto hace que su adherencia a la rehabilitación se vea afectada.
Leer más..

destacado

Nineas, una visión revolucionaria

Este es un programa que nace el 2005, único en Chile y en Latinoamérica y que busca dar un apoyo integral y multidisciplinario a todos los niños con padecimientos crónicos. La idea es hacer que estos pequeños tengan una vida mucho más llevadera, más feliz y menos traumática junto a su familia.
Leer más..

destacado

Diarreas infantiles

Con la llegada del verano, las diarreas infantiles se hacen más frecuentes. A causa del calor los gérmenes presentes en alimentos se desarrollan con mayor facilidad, provocando diarrea, vómitos, y fiebre entre otros síntomas.
Leer más..

destacado

Cuidados del niño con oxígeno domiciliario

Muchos de nuestros pacientes requieren disponer de oxígeno a concentraciones mayores que las del medio ambiente, por lo tanto se hace necesario recurrir al uso de oxígeno en sus domicilios. Esto implica contar con condiciones especiales del hogar así como la supervisión estricta de un cuidador capacitado, habitualmente los padres.
Leer más..

destacado

Psicología: Creciendo junto a ti

El nacimiento de un hijo con una necesidad especial es una crisis no esperada, sin embargo, este hijo nace para disfrutar de esta nueva relación, experimentando el placer, las satisfacciones y la alegría que significa vivir, independiente de las necesidades especiales que presente.
Leer más..

Testimonio Daniel

‘Mi nombre es Mariel y soy mamá de Daniel. Él nació enfermito, tiene síndrome de Down, tiene problemas al corazón, estuvo un mes en la UCI. Como nació con problemas al corazón no se podía resfriar, así que pasa en los Hospitales, además, tiene problemas en sus riñones también y ahora parece que tiene problemas en sus huesos.

Cuando nació fue difícil, me dio pena. Uno sufre tanto, porque son tan delicados. Cuando estuvo en la UCI lloramos lágrimas de sangre con el papá.

Tengo cinco hijos más y me hago cargo de ellos y del Daniel, porque el papá trabaja todo el día. Ahora me duelen los huesos, es que estos niños son inquietos y necesitan que uno esté siempre cerca.

Acá me han dado todo el apoyo, me han dado apoyo psicológico para mí y mi familia, me dan hasta el alimento. Acá la gente es tan humana, tan cercana que uno se siente más liberada.

Ahora el Daniel va a un colegio especial, pero uno debe estar encima, enseñándole también, porque no puede solito. Igual tengo una preocupación siempre. Yo pienso, qué va a pasar cuando me muera. Qué va a ser de él cuando yo me muera’.